El flamenco es un arte y pertenece a los artistas. Lo demás, es un exudado de su propia condición.

domingo, 14 de agosto de 2022

1926 QUÉ FLAMENCO

 

Octubre de 1926 ¡Qué flamenco!

El sábado 9 de octubre debuta en el teatro Reina Victoria, acompañado de un buen tocador de guitarra, el cantador de flamenco “Niño de Marchena”.

Mañana (domingo 19) habrá en el teatro Victoria una gran función de “cante jondo”, tomando parte en el flamenco espectáculo la friolera de doce “cantaores” y doce tocaores”.

                En Unión Radio, Longitud de Onda 400 metros, programa para hoy martes 19 de octubre: 10.- Flamenco por la Niña de San Román y guitarrista Señor Escamilla. Viernes 22 de Octubre: 6.- Flamenco por J. Moreno y guitarrista Señor Escamilla. Sabado 23 de Octubre: 12.- Flamenco por Pepe el  Limpio. Cierre. Domingo 24 de Octubre 5.- flamenco cantador J. Abadía, y guitarrista Escamilla. Viernes 29 de Octubre flamenco por Currito de San Julián y guitarrista Escamilla.

                Miércoles 20 de Octubre. Puerto de Santa Maria. Un éxito grandioso ha tenido en su segunda presentación ante el público portuense el notable conjunto de cante flamenco que como espectáculo tiene organizado el señor Vedrines.  Tanto los cantadores como los guitarristas escucharon muchísimos aplausos.

                Utrera. Actuaron en el Rodrigo Caro varios “cantaores” de flamenco siendo el mayor atractivo del programa la actuación del Niño de Marchena. Todos conquistaron muchos aplausos.

                Teatro Cervantes. Inauguración del concurso de cante flamenco  y popular.  Anoche se inauguró el concurso de cante flamenco y popular, concurriendo al espectáculo numeroso público. El programa que era muy extenso lo componían Angel el de las Marianas, “Finito”, el Niño de la Flor,  La Niña de Linares, El Canario de Madrid, Antoñito Garcia Chacón y el Niño de Marchena. La Niña de Linares cantó con mucho estilo, mereciendo los aplausos del público y el Canario de Madrid fue también muy celebrado por su excelente ejecución y buena voz. Antonio Garcia Chacón cantó varias “seguiriyas” y malagueñas con estilo grande, siendo ovacionado. Por último, el Niño de Marchena, de todos conocido, estuvo hecho un coloso, distinguiéndose en las tarantas y fandanguillos que cantó con su peculiar estilo, que el público premió con constantes y entusiastas aplausos.

 


De El Liberal de Sevilla

José Luis Tirado Fernández

 

domingo, 3 de abril de 2022

GITANOS DEL VALLE

 

Por la salud de mi primo Salvador.

ENTORNO HISTÓRICO DEL VALLE

                El entorno del Valle: Ora colegio que los de mi generación conocimos, ora convento en cuya iglesia hubo una intensa actividad cofrade en el XVI, ya que en el citado convento franciscano tuvo capilla propia la hermandad del  Gran Poder

Foto de Beauchy

siendo allí precisamente donde adquiere reglas de hermandad de penitencia  la que hasta entonces había sido cofradía de luz.

                Ese entorno se circunscribiría desde la plaza de la Paja (actual Ponce de León) hasta el Perneo y la fábrica de salitre, situados en lo que fue nuestro cine Alcázar, frente a la calle Trinidad, y desde Conde Negro (extramuros) hasta Los Marteles y San Marcos.

PRIMEROS ASENTAMIENTOS DE FAMILIAS GITANAS

                En este mismo blog, se consideró la llegada de los primeros pobladores de esta etnia a Sevilla durante el siglo XV. Tradicionalmente se ha tenido al sur de Triana como el barrio de los gitanos sevillanos y es verdad que la mayoría allí moraban, sin embargo, en esa misma entrada se da como primer lugar de llegada  precisamente a la zona de Valle-Santa Catalina-Puerta Osario. Ver aquí:

http://miflamencoymipoesia.blogspot.com/2013/01/triana-los-gitanos-y-el-flamenco.html

                Si es verdad que el nombre de la calle Juan de Jáuregui a principios del XVI era “Gitanos”, también habrá que considerar como zona de asentamiento la zona antes citada. En el plano de Olavide se pueden apreciar estos detalles:

                En 1771, si bien el trazado de las calles se ajusta al actual, algunas no se rotulaban como ahora, siendo que Valle era la actual Verónica, Muro del Valle era la actual Valle, y Barrio Nuevo, Artemisa. Si ese año hubiéramos subido al campanario del santuario, mirando hacia el Este, lo que se vería es un prado llamado de Santa Justa, a la izquierda los edificios de los citados Perneo y salitre, y a la derecha la parroquia de San Roque. En la lejanía, la Cruz del Campo y los caños de Carmona.

SIGLO XIX

                Al llegar mediados del XIX, varias circunstancias acrecientan los asentamientos de familias gitanas, fundamentalmente de herreros, que ejercían sus labores en las fraguas de la zona, pelaores (esquiladores), que trabajaban ambulantes o a domicilio y cortadores, picadores o tablajeros (carniceros), que ejercían tanto en el cercano Perneo como en el matadero de la Puerta de la Carne, extramuros.

                Una de esas circunstancias, a mediados de ese siglo, fue la persecución y expulsión de Triana de los gitanos, sus casas fueron asaltadas y las agresiones fueron numerosas.

4 de julio de 1856 Diario La Iberia

No se lo creen ni ellos. Parece que incluso familias enteras fueron desplazadas a Cádiz y sus pueblos, tal es el caso de uno de nuestros  mejores siguiriyeros, Francisco la Perla, que junto a sus padres aparece en los padrones de Cádiz en fechas posteriores. Qué debió pasar entonces, qué horror sufrirían esas familias, que para hacernos idea de lo que valía entonces sus vidas, valga esta partida de defunción “de un gitano”, de 1856.



Que porque he nacío gitano
no pienses que soy malo,
que habemos malos y buenos
y también somos cristianos.
Camarón.

                En los padrones de San Román, parroquia de este distrito, son abundantes los registros de apellidos y profesiones relacionadas con los calés, siendo la calle Pinto entre 1850 y 1860 casi en la totalidad de sus números donde más abundan, como en  Butrón, Sol y en la calle construida en paralelo al muro y que ya hemos citado, Muro del Valle.

PATRIA DE LA NIÑA DE LOS PEINES

                En 1895, aparece una familia apellidada Tirado Rodríguez, domiciliada en Butrón 19, la casa donde se cree que nació pastora Pavón. La Niña de los Peines. El cabeza de familia, Francisco, de profesión trajinero, es a la sazón tatarabuelo tanto mío como de mi primo, Salvador, un devotísimo hermano de la corporación y por cuya salud escribo esta entrada. Lleva, por cierto, sus mismos apellidos. Por lo que he podido saber, Francisco pertenecía a una familia de chalanes de La Algaba, que llegaron a Sevilla alrededor de 1860.


EL OLIVARITO DEL VALLE

                 Tomás Pavón, hermano de Pastora, tenía una letra de una toná que decía:

Hasta el olivarito del Valle
acompañé a esa buena gitana,
y yo le eché el bracito por encima
y la traté como a mi hermana.

                Tomás, nacido también en la Puerta Osario, cita el que debió ser huerta del convento, posterior recreo del colegio y actuales jardines del Valle.

                Y como resulta de un dicho que utilizan los arquitectos, que afirman que el entorno nunca se pierde, ejemplo de nuestro hospital de las Cinco Llagas, que pasó en unas décadas de hospital a parlamento, aunque el hospital se construyó detrás, y recuperó su entorno, asimismo el santuario del Valle pertenece a los gitanos y les corresponde por derecho, ya que según lo expuesto, por historia, tradición y por arte. Porque quien es gitano, lo es hasta vestido de nazareno.



 

José Luis Tirado Fernández

 

 

 

miércoles, 9 de marzo de 2022

LA PRIMERA BOFETÁ

                Este año la recibí en la Magdalena. No sé si entró por el costero izquierdo o por su contrario. Supe que en mi tierra se puede oler la luz y concederse uno mismo ese derecho. Venían en sus rayos voces de añoranza y de recuerdo. Fue un golpe eléctrico, un fogonazo intenso y cegador.

                Me hizo cambiar el paso, regresar a donde siempre, asomarme a los balcones del sueño.

                Fui consciente entonces de lo imperceptible, y maduré los pasos para hacerlos leves, suaves y pausados, para no dañar un segundo de tan descomunal momento.

                Y volví atrás a recuperar ese tiempo, a ese noviciado que nunca debemos renunciar, y volver a andar los viejos caminos; así supe quien soy o quien quiero ser, en esa enseñanza, en esa forma ineludible de entenderlo.

                Pasé otra vez por su sendero, mágica proporción del amor y su universo. Y viví de nuevo lo amado.

                Volver a tu morada, saber de Ti

                Complacerme en tu color, tu mirada, tu bramante, ser nuevamente el niño que iba a verte a San Antonio, y ser feliz de nuevo.

                Si la belleza está en los ojos de quien mira, la poesía está en el corazón de quien la siente. Creo saber por dónde, y por dónde no. Mi tiempo no ha pasado y me siento libre. Creo saber porqué, y porqué sigo insistiendo. Y creo que hallaré más luz allá donde la adivino. Lento. Y mi dolor es también entender que existe gente que no sabe de qué va la primavera.



José Luis Tirado Fernández


lunes, 28 de febrero de 2022

PEDRO NIÑO EL BRUJO Y MIGUEL BENGALA

    En realidad, Miguel Niño Rodriguez, "Bengala", no era tataranieto del Brujo. Era su bisnieto. Por línea ascendiente, Miguel, hijo de Pedro, hijo de Manuel, hijo de Pedro.

    En realidad, El Brujo no llegó a Sevilla huyendo de una muerte en el Puerto por defender la honra de una hija suya. En 1842, en los padrones de San Miguel, aparece viviendo junto a su mujer, Maria Dolores López y un hijo nacido y bautizado en la parroquia ese mismo año.


    Si es verdad que nació en 1819, tendría 23 años; ella, con diecisiete, y su madre, Maria Navarro, viuda de cuarenta, compartían patio con una buñolera y un carrero.

    Habitaban en pleno centro de Sevilla, en la calle Estudiantes, lo que hoy día se correspondería con las traseras de El Corte Ingles del Duque. Después vino a Triana a enriquecer su arte.

    En realidad, la primera hija de Pedro Niño el Brujo se llamaba María de la Esperanza y nació en Triana en 1846. Por otra parte, su hijo Juan José Niño López, sevillano de Conde Negro 12, nacido el 15 de septiembre de 1859, murió sin descendencia. Su esposa se llamaba Ana Dolores Vega Moreno y era hermana de Lolo Vega, cantaor identificado en este blog y de la estirpe de los Puya.

    En realidad, "Bengala" no era nieto de Manuel Cagancho, sino de su hermano Miguel, de quien recibió su segundo apellido. Bisnieto también, entonces, de Tio Antonio Cagancho. 

    Dos ilustres apellidos, buena persona y artista y abuelo de los Carmona, componentes de Ketama.


José Luis Tirado Fernandez


.

sábado, 5 de febrero de 2022

MI ROSALIA

 


De Pelay Correa
Mira si yo soy una buena gitana...



Rosalia la gitana


Yo quiero dí a las minas de Egito
porque me habian dicho
que habia allí unos probesitos gitanos.
Esos gitanitos lo que jacían
era pelar los borriquitos de los castellanos,
por eso yo quiero dí a las minas de Egito.


A mamá y a mamá
que más palante habrá más.

Jose Luis Tirado Fernández


miércoles, 8 de diciembre de 2021

CARLOS HEREDIA

 


        Carlos fue una de las mejores personas que he conocido. Es el niño guitarrista que aparece en "Rito y geografia del cante", en el que aparecen también Carmelita Montoya, Bobote y Remedios Amaya. 

        Era un hombre tranquilo, amable, un buen gitano que acudía con sus padres a tomar café en el bar que a últimos de los setenta tenía mi padre en las 3.000. Recuerdo a su padre, un hombre especial, de mucha simpatía que entraba diciendo "Buscavía...". Descendiente de la fragua trianera de los Bermúdez, en la que nacieron el suegro de Tomás Pavón, y los hermanos Culata, Carlos era reconocido y admirado por todos cuantos le conocían y seguían su trayectoria y su obra. 

        La foto es de unas actuaciones que tuvo en la peña "Niño de la Alfalfa", en la calle Castellar, donde pude escucharle por última vez, aunque coincidí con él algunas noches en La Carbonería. Nos dejo hace seis años y me parece que fue ayer cuando recibí la noticia de su ausencia. Vayan en su honor estas líneas y en su memoria la certeza del cariño que le tuvieron aquellos que le conocieron.

        Y para muestra, la calidad y el arte de Carlos.


José Luis Tirado Fernández

martes, 9 de noviembre de 2021

SEBASTIAN EL PAÑERO

 Cantaba Paco Taranto un fandango de Huelva:


Que Sebastián el pañero,

yo soy más rico que Heredia

y Sebastián el pañero,

yo vivo pa´ divertirme

pa´qué quiero los dineros...


Noticia de uno de marzo de 1895 EL NOTICIERO SEVILLANO

       Una noticia sin desperdicio. El más flamenco, sin duda, el vago, que se gastaba el jurdó en juerga, vino, ropilla guapa y hasta un sonanta. Vale.

José Luis Tirado Fernández


domingo, 7 de noviembre de 2021

 


Tú, delante, caminando,
y yo, detrás, porque creo.
Tú delante, marca el paso,
que yo soy el cirineo.

José Luis Tirado Fernández

miércoles, 20 de octubre de 2021

PRESENTE

 


Yo no voy a San Lorenzo
que yo voy donde tú estés,
porque me dijo mi padre:
quien no quiere al Gran Poder
no puede querer a nadie.

José Luis Tirado Fernández

jueves, 5 de agosto de 2021

MEUNIER Y LA SEVILLA DE EL BURRERO

 

MEUNIER Y LA SEVILLA DE EL BURRERO

                Todas las obras que se reproducen a continuación pertenecen a los fondos de los Reales Museos de Bellas Artes de Bélgica.

                Constantin Meunier fue un pintor y escultor del XIX nacido en Bélgica. De él decía Van Gogh en una carta a su hermano Theo, que era el único pintor belga capaz de emocionarle. Parece ser que vino a Sevilla entre 1882-1883 para realizar una copia del descendimiento de Pedro Campaña. Aprovechó bien ese tiempo, pues a través de la obra que pintó en esta tierra nos dejó una visión (idealizada a veces) de cómo éramos y cómo vivíamos los sevillanos.

Muletier sur sa mule (Séville)

Toits à Séville

                En la escena del mercado sobre el puerto, podemos ver un borrico con sus angarillas (el transporte del verdulero), la disposición de canastas y cajones donde se expone el género, una farola de gas de las que alumbraban las principales vías, los mástiles de los veleros, una arcaica grúa, y de fondo, Triana y una extraña torre de Santa Ana, ambas a vuelapluma. Añadir que se trata del paseo Colón, a la altura de la plaza de Toros.

Scène de marché sur le quai (Séville)

                La venta ambulante era numerosa, y un recurso para quien no tenía empleo. Incluso se instalaban puestos de buñuelos o churros, de los cuales aún sobreviven el de la Macarena o el del Barranco. Este que testimonió Meunier parece estar situado en Alemanes, por los soportales; el pintor podría estar de pie sobre las gradas.

Marchande de friture sur la voie publique à Séville

Marchande de friture

                También pudo apuntar la pobreza y la mendicidad de nuestras calles, y algunos tipos, como algunos paisanos, un preste o los peinados de las gitanas.

 

Un loqueteux (Séville)

Sévillan

Paysan appuyé sur son baton (Séville)            

                Bosquejó también las actuaciones callejeras. Flamenco por nuestras calles, incluso una extraña fiesta sobre un carro titulado “Regreso de Triana”

DANSERS EN LA PLASE PUBLIQUE

Retour de Triana (Séville)

EL BURRERO, SANTO Y SEÑA

 CAFE CONCERT

                Este es el Burrero de la calle Tarifa tal y como era. (1) Tiene miga. El escenario en un rincón, los palcos elevados donde un hombre adinerado -¿un torero?- muy bien acompañado estira las piernas, anillo y peluco de cadena, la cañera sobre la mesa, una señora de negro adopta una actitud suspirante y romántica, contemplando el cuadro, mientras una niña, a la derecha, ofrece flores a un gañán que fuma con indiferencia.

                En el siguiente plano, a la izquierda, el público, sentado y con los sombreros de ala ancha puestos, fijan la vista en el escenario. Encima, una bailaora vestida de blanco –una idealización del pintor-, de larguísima trenza ¿Concha la Carbonera? Cinco mujeres sentadas, tres baten palmas mientras que dos fijan su mirada en el pintor. El cantaor y el guitarrista parecen estar vahídos.

                El segundo ámbito era una estancia donde había una barra y se preparaba la comida y el servicio. Una lámpara de gas en la pared y junto a ella, la puerta de entrada. Desde ahí se bajaba por una escalerilla hasta los urinarios y la puerta de la calle.

                A través de sus bocetos podemos apreciar sus gestos, sus portes…

Gitanes et prêtre

Trois esquisses destinées au 'Café del Burrero' (Séville)


Trois femmes sur une terrasse (Séville)


Y hasta cómo se movían

CAFE CONCERT 1882 1883

Groupe de danseuses (Séville)

 

(1) Adivinamos, o mejor, damos por cierto,  que la famosa foto de Beauchy, aún no datada, fue hecha en el local que Manuel Ojeda abrió en la calle Sierpes. ¿Porqué? Porque en Tarifa 1, el escenario estaba en un rincón, como podemos observar en este cuadro. En el Burrero de Sierpes, el escenario se ubicaba entre los arcos del antiguo convento de Pasión.


José Luis Tirado Fernández



miércoles, 14 de julio de 2021

EL COJO PAVON, SANGRE DE TRIANA

    Juan José Pavón Suarez, nacido en Puerto Real en 1895 y fallecido en la misma población en 1987, cantaor que sobresalió por soleá y siguiriya,

EL COJO PAVON

 Su madre, Francisca Suarez Cruz, conocida como La Curra, fue cantaora y bailaora, nacida igualmente en este bello pueblo gaditano. Su padre fue José Pavón Fernández, nacido en 1864 en la calle Paraiso, el epicentro de la Triana fragüera. Su abuelo paterno, Fernando Pavón Fernandez, nacido en 1837 era de Alcolea del Rio, y su abuela condensaba en sus genes el arte de dos familias cantaoras trianeras, los Fernández y los Moreno. Nació en 1833, era casada en segundas nupcias con Fernando y su nombre era Maria del Carmen Fernández Moreno.

   Aunque también hizo grabaciones  para la Magna antologia del cante flamenco,  podemos escuchar al Cojo Pavón por romance, 


José Luis Tirado Fernández


lunes, 7 de junio de 2021

AUTORÍA

 

Campanitas de Santana

que buen sonio tenéis

que los cantes de mi bata

por el aire me traéis.

 

Si  será

que cuando yo las escucho

se alivia mi enfermeá.

 

Pierecitas de la torre

se hacían pan pa´ los niños

cuando aquel cura gitano

 era consuelo y alivio.

 

Si será

que decía los latines

cantando por soleá.

 

El sacristán ayer tarde

me dio unos zapatos grandes

y tropiezo a cada paso

por muy despacio que ande.

 

Si será

que se me asoman de noche

los muertos del sacristán.

 

Jose Luis Tirado Fernandez

 

martes, 1 de junio de 2021

AMPARO FILIGRANA MORENO

 



            Hermana de Pepa la Calzona, aparece en el video de "Rito y geografia del cante" que se grabó en 1972 en el Morapio, la mítica taberna de Pelay Correa. Esa manera de recogerse el delantal, la he visto yo en algún sitio. Y me parece que en el Museo de Sevilla.

Manuel Rodriguez Guzman. Baile en la taberna


Un minuto de baile


Jose Luis Tirado Fernandez

domingo, 9 de mayo de 2021

FLAMENCO, GITANOS Y SEMANA SANTA

  

En la iglesia
En la iglesia mayor de Sevilla
hay una bandera que allí puesta está
el que quiera sentar plaza en ella
Jesús Nazareno va de capitán


Y ésta es la verdad

de que es María más pura (1) que el agua

más que las estrellas de la cristiandad.


El 29 de septiembre de 1615, por iniciativa de su Hermano Mayor Tomás Pérez, la Hermandad hizo solemne Voto y Juramento de creer, proclamar y defender, hasta derramar su sangre, si preciso fuere, que María Santísima, Madre Dios y Señora Nuestra, fue concebida sin pecado original, (1) siendo la primera congregación que llevó a cabo este Voto y Juramento. (De la Web de la hermandad del Silencio)


Por Dios te pío
yo por Dios te pío
que no te agraves
de lo que han dicho
y que tú no te agraves
de lo que han dicho

El 14 de abril de 1579, siendo Hermano Mayor Mateo Alemán, (2) adquirió en propiedad la pequeña capilla del Santo Crucifijo y una parte del huerto del Hospital y Real Casa de San Antonio Abad, sita en la calle de las Armas, donde labró capilla y quedó establecida canónicamente. (De la Web de la hermandad del Silencio)

Juanito Mojama

De las galeras del Puerto
a las Minas nos trasladan
hacia el pueblo de Almadén
revuelto de sangre gitana.

Cuente usted lo que nos hacen
sacar las ollas del horno
arde con el fuego
nos crujen las carnes.
No nos permiten dormir,
la noche se nos pasaba
amarraitos saques de agua.
Señor Don Mateo Alemán (2)
cuando la punta baldía
sacaban las ollas del horno
los pellejitos nos crujían.
Con los palos los miembros
insultaban nuestras vidas,
antes de que nos muramos todos.
Señor Don Mateo Alemán
por Dios date prisa.

Versos de Félix Grande

 


                Resulta que el benefactor de los gitanos forzados, era precisamente ese Mateo Alemán, hermano mayor de la Hermandad del Silencio.

 

José Luis Tirado Fernández

jueves, 15 de abril de 2021

LA SOLEDAD DEL TRANSEÚNTE


                Lo que no sabía es que la soledad se contagia. Sentirla. Padecerla, o mejor, estar dentro de ella. Ni una brisa siquiera que te advierta de la realidad presente. Ni la sombra de una golondrina que rompa el monótono discurrir de los pasos, el fino paño del lienzo que configura tu mirada, por mucho que te acerques.

                O por más que te acerques.

                Entonces te acunas en tus recuerdos. Tus viejos paseos, tus sueños pasados o cumplidos, en tus suspiros, viejos, pasados u olvidados. La vieja fuente, el mismo escalón, el puestecillo de tabaco de la esquina, la torre y sus jaramagos, el mirador, el balcón, la reja y los caliches.

                La soledad no engaña. Ahora también solos los arriates, las flores y la hojarasca, y solas las fuentes que sucumben a las patas de los vándalos. Qué miedo de soledad.

                Una ciudad tan sola no es la mía. Es su fantasma. Sola, vencida por un diminuto bacilo oriental, inesperado e inoportuno. No es ciudad, sino ruina, espectro que entrega su belleza a las ausencias, que no es nada sin la gente. Bella, si, pero vencida.

                Soledad contra espíritu. Martillo que se estrella en los credos, sombra que corre por las paredes como una lagartija, ceniza que invade sus callejas y sus templos.

                Soledad feroz que aísla y acota las devociones, los mitos y las costumbres. Que niega la pasión, los abrazos y las sonrisas.

                Que manda sobre los sitios, los ambientes, las huellas y los rincones.

                Que no es paz, sino tristeza, que pinta la emoción con la nostalgia, y lastima el corazón con la distancia. Péndulo que marca la derrota y presta a la conciencia la huella de otro tiempo.

José Luis Tirado Fernández