El flamenco es un arte y pertenece a los artistas. Lo demás, es un exudado de su propia condición.

martes, 16 de octubre de 2012

TRIANA


Azotea de las delicias

que nuestra infancia cruzó;

mirador de los corrales,

pipas de melón al sol.

 

Quincalla de espejos nuevos

que a los sentidos engaña,

nostalgias que se quedaron

pendientes de la cucaña.

 

Calle del río,

novia de mis inquietudes,

amiga de mis suspiros.

 

Barquitas que por el agua

son como lienzos de azúcar;

nardos que flagela el viento

caminito de Sanlúcar.

 

Y a paso lento

se ven entre los geranios

serenos sus movimientos.

 

Mirada de ojos de niño,

dardos de esperanza blanca,

flecos de los mantoncillos

que asoman por la baranda.

 

¿Qué tiene el puente

que le disputa la torre

la orilla que tiene  enfrente?

 

José Luis Tirado Fernández

 

2 comentarios:

  1. Muy bueno, José Luis. Me lo anoto.

    Un abrazo:
    Emilio

    ResponderEliminar
  2. ...Y Sevilla...
    Eres la Giralda en la poesìa.
    ¡Qué arte, miarma!

    ResponderEliminar