El flamenco es un arte y pertenece a los artistas. Lo demás, es un exudado de su propia condición.

domingo, 29 de diciembre de 2013

EL SUEÑO DE MARÍA

La Virgen María, encinta y a punto de partir de viaje a Belén de Judea, sueña que ya tiene a su niño entre los brazos.


Dice a Dios sus oraciones
de noche, cuando se acuesta;
antes de cerrar los ojos
a su bondad se encomienda
y El le da sus bendiciones
desde su atalaya excelsa,
porque lleva en las entrañas
un viril de vida eterna.

En un rincón de la estancia
José duerme a pierna suelta
para levantarse pronto
que un largo viaje espera;
dio de comer al borrico,
preparó viandas frescas
y dos pellejos de agua
por si la calor aprieta,
que el invierno admite a veces
los rigores de esta tierra.

Mientras, Maria, dormida,
campiñas de raso sueña
y al verde de su capote
extiende ilusiones nuevas;
en lo mejor de sus sueños,
extrañas luces la inquietan
y mira por la ventana
guiada  por la extrañeza.
Los faros del universo
han venido a su presencia
y alumbran la majestad
y el  garbo de su silueta
astros, planetas, luceros,
y todas… todas las estrellas
bajaron a su morada,
abandonaron su estela
dejando el  hueco en el cielo
y se acercaron a verla;
pero la estrella de Dios,
la que a los magos orienta,
la que señala el camino,
quiso estar más cerca de ella
y vino hasta su brocal
a iluminar su belleza.

La estrella bebe en el  pozo…
Maria con gran sorpresa
acude fervientemente,
se sube sobre una piedra
y se asoma como puede
porque el vientre no la deja.
Cuelga del tul de su velo
un canasto de varetas
 y lo desliza hasta el fondo
a ver si puede cogerla.

Hasta arriba lo levanta,
pero no viene la estrella…
sino un colosal prodigio
que boquiabierta la deja…
Allí… se le presenta la vida,
se le aparece la prenda
ansiada de sus amores,
el don que le prometiera
el Arcángel San Gabriel,
anuncio de su grandeza,
un querubín de hermosura
 de rizada cabellera
y los ojos como un cielo
de dulzura marinera.

Ella le coge en sus brazos
y con ternura  le besa,
él  sonríe y le dedica
la miel de su boca fresca,
con cuatro dientes que asoman
jazmines de primavera,
le va devolviendo besos
como caricias de menta.

Ella retoza en el patio
y con su cachorro juega,
caballito al trote largo,
al corro de la morera…
vivan los guardias civiles
que van por la carretera…
al colmo de la alegría
con cinco lobitos llega,
y como no puede hacerle
la sillita de la reina,
le brinda para mecerlo
el columpio de sus trenzas.

Ella y su niño en el patio
colmados de dicha plena,
¡Qué maravilla de cuadro
y qué estampa más risueña!
¡Qué sueño tan prodigioso,
qué fantástica quimera!
Pero, ay, dolor, poco duran
esas hermosas escenas,
porque los sueños son sueños,
acaban igual que empiezan,
y pasan a ser recuerdos
cuando uno se despierta.

¡Maria, que ya es la hora,
Maria, Maria, despierta!
Vaya por Dios, qué oportuno
su marido la desvela.
Tiene el borrico cargado
y la está esperando fuera,
para ir a empadronarse
a Belén, porque es su tierra.

Ya gozará de su niño
pronto, nada más que vuelvan
y llenará su carita
de besos de madre nueva;
ya jugará con los rizos
de su bendita cabeza,
 a disfrutar su perfume
de florida rosaleda
y acariciará la amable
serenidad de su seda.

Mañana será otro día
y cuando acabe el sendero
mantendrá el goce certero
del sol de su compañía,
¡Qué suerte, tienes, María,
que el Señor, a su manera,
encontró la verdadera
concesión de su cariño…
¡No te impacientes, que el  niño,
nacerá cuando Él lo quiera!     

José Luis Tirado Fernández 

domingo, 1 de diciembre de 2013

OIDO EN LA BARRA DEL BAR V


                …¿Batman?, ¿Superman? ¿Spiderman? No. demasiado simple, un superhéroe más, uno del montón… yo te hablo del Hombre Cochino, uno tan bueno, tan bueno, que va regalando paquetes de jamón a la gente. ¿Tú te imaginas? Llega,  y en vez de darte los buenos días te tira cien gramos de bellota…
***
                ….una mujer con dinero nunca es fea… eso es lo más bonito del mundo… aunque tenga que pagar impuesto para andar por la calle…
***
…cuando yo nací no habían inventado el almanaque…
***
…fíjate si pasábamos hambre, que por mi calle pasaba todos los días un tío pregonando repápalos de Utrera y mi madre me decía: “niño, cuando tu padre haga un trabajito bueno te voy a comprar uno”. Pero el tío se murió y yo no llegué nunca a probarlos…
***
Oído en el Bar Rona, de la calle Arjona, hace muchos años:
…cómpreme usted un decimito, caballero, que le traigo un quince mil…ayúdeme usted que está la cosa muy mala…tocarle, lo que es tocarle, le garantizo que nunca le va a tocar porque yo no doy premio ni por equivocación, hágalo usted por mis niños…
***
Carta del propietario de un Bar en contestación a una hoja de reclamaciones interpuesta por un cliente.
Sr. D. Fulano de Tal y Tal:
Estimado cliente:
                En contestación a su hoja de reclamaciones de fecha uno del uno del tayuno, me encuentro en la obligación de informarle que hemos deducido que la mosca que encontró usted en su plato, llegó al mismo a través del aire, hecho que nos pasó desapercibido, por lo que nos fue imposible impedirle que así lo hiciera. Debemos de igual manera informarle que tenemos prohibida la entrada en este establecimiento a toda clase de insectos, según consta en el cartel de CONDICIONES que se halla en todas las puertas de esta su casa. No obstante, nos es imposible controlar esos hechos aislados, que esperamos que en el futuro no vuelvan a producirse. Reciba usted un cordial saludo y esperamos quede satisfecho con esta respuesta.

domingo, 24 de noviembre de 2013

LA CULTURA GITANA (II)

Yo pensaba que las virtudes principales de Rafael Mendiola eran tocar como nadie la guitarra y ser, como todo aquel que lo trata sabe, una magnifica persona. Pero además se nos está descubriendo como un brillante escritor, que intuye, se documenta y argumenta de esta manera. Valga una de esas perlas de esta entrada en su blog:

"...un campeón de natación es muy efectivo en su deporte; pero si lo agarran entre varios y no lo dejan nadar, nunca podrá demostrar qué tan bueno es..."

http://rafaelmendiolaguitarra.blogspot.com.es/2013/11/la-cultura-gitana-2-parte.html

No se lo pierdan.

viernes, 22 de noviembre de 2013

EL QUICIO DE LAS AFLICCIONES

            Es, como elemento pasajero y casual de nuestra vida, testigo de dolor y pesadumbre. Ningún color luce, no presenta brillo ni textura y su aspecto de cielo sin fondo ni final, como infinito, ni nos ocupa ni nos preocupa cuando ofrece su consuelo.
            Está, saliendo a la derecha, en medio de la soledad, en cualquier pasillo de hospital, tanatorio o prisión. Siempre estuvo ahí, aislando nuestra huida, parando, mandando y templando esa impotencia que aniquila nuestra espera, vendiendo su fisonomía de ladrillo y revoco como absoluta y exhibiendo su orgullo como fatal factor de su existencia.
            Se complace cada vez que apoyamos el brazo sobre su esforzada rigidez, vaciamos el grisú ponzoñoso que nos muerde las entrañas sobre su paño,  lustramos su mate palidez con el espeso sudor de la frente, o exhalamos, en un húmedo suspiro, el último ¡ay! de la cadena.
            Es el árbol común de los que sienten, la higuera maldita a orillas del Jordán de los pañuelos, fruto sin legado, la línea que dobla y cambia el plano vertical de la certeza, frontera entre esta pena y el gozo que se quedó en la calle, más cierto que la noche y el día.
            Su pátina,  sal de lágrimas secas y su música, triste canto de las voces sin aliento. Está allí, dispuesto, y siempre espera, como un postigo que amortigua nuestro mal, no importa en qué tiempo y causa, porque es centinela del reloj y relevo del amor y de la muerte.


José Luis Tirado Fernández

domingo, 17 de noviembre de 2013

PRESENTACIÓN DEL DOCUMENTAL “TRIANA PURA Y PURA” EN EL LOPE DE VEGA

                El viernes tarde, cuando íbamos de camino hacia el Lope de Vega, iba explicando a mi hija Reyes lo que sucedió en Triana desde principios de los sesenta -aunque algunos daten el tema algunos años antes-, y buena parte de los setenta, para ponerla en antecedentes de lo que íbamos a ver, pero lo que yo no esperaba es que lo que nos ofreció este documental se ajustara con tal fidelidad a esa realidad que tuve la suerte o desgracia de conocer.

DIÁSPORA
                No me gustó el término utilizado por los autores, “expulsión”, sino que yo me inclino a definir aquello como un “lo tomas o lo dejas” que dejó a los vecinos de aquellos corrales que se caían sobre sus cabezas, sin otra alternativa que la empezar a vivir en las casitas –nunca fueron chabolas, como se afirma en alguna página web, y lo digo porque yo viví en ellas-, que el Ayuntamiento les ofrecía, tan lejos de su Triana y separados de sus familiares que, por hacerlo antes o después, podían ir alojados en distintos refugios. La foto que aparece en el documental y que reproduzco, da una idea de lo que significaba ese dolor:


En cualquier corral que se desplomaba, bien podían residir treinta o cuarenta familias; de ahí la gran movilización que se producía en cada desalojo

Estas eran las casitas de La Corchuela. De Chabolas nada. Humildes, sí, pero dignas. El que ha dicho lo de las chabolas nunca estuvo allí. La fotografía me la ha cedido mi amigo Paco Menudo

                Cuando uno de estos corrales comenzaba a dar señales de hundimiento –la mayoría eran de dos plantas, con el típico “corredor” superior que daba acceso a las viviendas de la primera planta- el Ayuntamiento organizaba inmediatamente el desalojo. A veces había sucedido alguna desgracia porque los palos con que estaban fabricadas estas casas, algunas de más de dos siglos de uso y existencia, cedían y la techumbre se desmoronaba sobre los inquilinos. Milagros se produjeron en Triana en aquellas fechas.

LA CEREMONIA Y LA PROYECCIÓN DEL DOCUMENTAL
                Gracias a la gentileza de mis amigos Emilio Jiménez Diaz y José Luis Jiménez tuve acceso al teatro, joya que nos dejó la Exposición del 29 que se celebró en el 30 y una vez en el interior, pude comprobar que allí estaba la flor de la trianería, tanto flamencos como autoridades y personalidades, así como público que poco o nada tiene que ver con Triana, el flamenco o los gitanos, y que acudieron en relación con el evento que estaba organizado por  el X Festival de Cine Europeo de Sevilla en cuya sección Panorama Andaluz se inserta, habiendo sido galardonado con el premio “Imagenera”, que otorga el Centro de Estudios Andaluces. Me dolieron los asientos vacios que pude ver en los palcos, cuando había gente fuera solicitando entradas, que no salieron a la venta al ser organizado por rigurosa invitación.
Cuando escucho soleá,
siempre me suena a Triana,
yo no sé porqué será...

                Tras la presentación del acto, hubo una actuación de flamenco en la que intervinieron Chiquetete, Carmen Ledesma, Paco Vega, Emilio Caracafe, José Lérida y Antonio el Cordobés por soleá, cuyo compás aceleraron para terminar por bulerías, siendo ovacionados por el público del Lope de Vega puesto en pie. A continuación, tras un paréntesis de cinco minutos, se dio paso a la proyección del esperado documental.
                Ricardo Pachón es un crack; pocos han hecho por el flamenco lo que él, y además, chanela de cante la tira, además de hablar claro y alto sobre lo que hoy está consumiendo la gente como flamenco, ñoñerías descafeinadas que poco tienen que ver con lo que él produce. Y si no, díganme ustedes quién está capacitado para dirigir la carrera de Camarón, entres otros muchos artistas, o implicar a Canal Sur en una producción o a quien haga falta para llevar a cabo sus proyectos, o tener un archivo que espero algún día ponga a disposición de los aficionados; digo antes de morirse, como suele suceder.

TRIANA PURA Y PURA
                El documental no sólo trata del flamenco y los gitanos de Triana, sino que abarca, desde un punto de vista crítico y sentimental, adornado con las intervenciones testimoniales de Manuel Molina, Matilde Coral, Raimundo Amador y el propio Pachón, un análisis detenido sobre los hechos históricos que acabaron con la Triana del arte para que terminara siendo un lugar residencial con el metro cuadrado más caro de Europa. ¿Qué todavía existen corrales? Si. ¿Qué todavía hay gente que canta y baila en Triana? Si. Y también que se sigue llamando Triana. Pero no es lo mismo.
                No aparecen todos los que bailaban y cantaban en el 83, como La Pillina, Juan Breva, pero fue el propio Ricardo quien me explicó que tuvieron que recortar mucho material para reducir el metraje hasta los sesenta minutos. En cambio se prodigan Herejía, la Calzona, El Titi, su hermana Carmen, y Tragapanes, que también aparece hablando para el documental. A pesar de que ya tenía este video en mi colección, ahora me ha parecido verlo con mucha más claridad y calidad, incluso de sonido; puede haber sido remasterizado, aunque no puedo afirmarlo. He encontrado este tráiler en YouTube; me parece bueno.


¿Y JOSÉ LUIS ORTIZ NUEVO?

                Me pareció extraño no verle, no sé si estaba en el teatro. Desde luego, ni en la presentación, ni durante los diálogos de la obra se le hizo ninguna mención. Según lo que Herejía me había contado y por lo que yo tenía entendido, tuvo una participación en el 83 más que decisiva, en su apoyo a Gloria Moreno, que fue la que se tomó el trabajo de localizar y reunir a los participantes en el “Triana pura y pura”. Pregunté, pues, a Pachón y me contestó que sí, que había aparecido en la parte dedicada al “Morapio”, pero bueno, lo entendí como una larga cambiada y le insistí; me dijo que claro, que Ortiz se había encargado de conseguir la financiación y la concesión del teatro para la celebración del evento. Como si eso fuera poco. Preguntando se va a Roma, pero en este caso, yo me quedé como estaba.

¿UN HASTA NUNCA?
                Los productores entienden o así lo expresaron que lo del 83 se trataba de una despedida artística de aquellos gitanos dispersados por la especulación urbanística, pero eso no es del todo como ellos lo plantean; hoy siguen naciendo, viviendo y creando en las Tres mil, Madre de dios, Torreblanca, etc. y quien quiera hoy disfrutar de flamenco del bueno, necesariamente tiene que acudir a esos barrios como antes había que ir a Pelay Correa, Evangelista o la plazuela.
              Además, en los refugios y nuevas barriadas se produjo otro fenómeno, digno también de estudios y documentales, como fue el encuentro de familias –gitanas y payas- de arte, que procedían de barrios sevillanos imbricados en el flamenco como la Alameda, Puerta Osario o Macarena y que a mí personalmente me permitió la convivencia con la familia de la Tomasa y Pies de Plomo, sus hijos Federico y Manuel, de mi edad, hermanos de José el de la Tomasa, sus primos Manuel y Carmelita, todos ellos familiares de Manuel y Pepe Torre y tantos otros niños de mi edad de los que pude aprender cantes que ellos llevaban haciendo desde la cuna. A lo mejor eso contribuyó a un enriquecimiento del flamenco, que no ha parado de crecer y mejorar nunca.

                En fin, una noche magnifica, llena de emociones y recuerdos que florecieron de nuevo. A la salida, pude abrazar a mis primas Elisa y Salud, las hijas de Herejía, que habían estado presentes en el acto. Durante un corto espacio, demasiado corto, hablamos sobre él, sus cosas y lo que significó en nuestras vidas. Los buenos deberían durar lo que dura una palmera.

José Luis Tirado Fernández

                

sábado, 16 de noviembre de 2013

LA CULTURA GITANA

        Rafael Mendiola, mi amigo y guitarrista favorito, ha hecho una entrada en su blog que traspasa las líneas de lo ahora conocido sobre el tema. He crecido, en Triana, La Corchuela y las Tres Mil, entre gitanos, he tenido y mantengo amigos y conocidos de esa etnia e incluso chapurreo el romanó a través de un caló viejo, de Talavera de la Reina, que se empeñó en enseñarme porque decia que se estaba perdiendo y que cada vez interesaba menos a las nuevas generaciones. Esto que escribe Rafael, con tan buen estilo y criterio, contiene cosas tan menudas e íntimas que algunas de ellas son totalmente nuevas para mí. Leanlo detenidamente, es una joya descriptiva e ilustrativa, y hará bueno el adagio que dice "nunca te acostarás sin saber una cosa más". A disfrutar.

http://rafaelmendiolaguitarra.blogspot.com.es/2013/11/cultura-gitana-1-parte.html


viernes, 15 de noviembre de 2013

ELECCIONES MACARENAS Y LA REALIDAD DE LO QUE SOMOS


                Siempre fui cofrade y por ahora no voy a dejar de serlo. Este mundo siempre me sedujo; crecí en su entorno lógico y me sumergí en él desde pequeño, atraído por su estética, sus maneras arcaicas, la belleza de sus ritos y costumbres, en fin, por todo lo externo y superfluo, que, al cabo, para un chaval, son los principales elementos atrayentes y que luego, una vez se han liado al cuerpo como una soga sin saberlo uno, suponen el nexo necesario para amarlos como se ama lo que se roza, eso que nos ata porque ha pasado a formar parte de nuestra vida.
                Ese entorno lógico del  que hablo está inmerso, por supuesto, en la práctica de la doctrina de Cristo y su aplicación a nuestro devenir diario, puesta al servicio de los demás, sus sufrimientos y sus necesidades como si fueran nuestros. Primar el bien común y de nuestras corporaciones sobre nuestro criterios y opiniones. Eso debería ser así, pero amigo cofrade, tú, como yo, sabes que eso no es así, o que no siempre es así. A menudo en las casas de hermandad se escucha decir que “en esto, Cristo no tiene nada que ver…”, como si estuviéramos allí en un congreso de aeronáutica. Luces y sombras.

ES TIEMPO DE TOMAR DECISIONES DIFICILES
                No sabía, y ahora sé, que decir siempre la verdad, en este entorno,  nos puede provocar el rechazo de nuestros hermanos. Que mucha gente abandona antes de que el disimulo y el mirar para otro lado mine nuestra honestidad, que deteriore un milímetro aquello que pensamos de nosotros mismos. El término exacto es solapar, y me parece muy adecuado para definir cómo se resuelven los asuntos en las hermandades, muchas de las cuales, sobre todo las pequeñas, han venido sobreviviendo, a trancas y barrancas, a través de los siglos, a base de solapamientos. Opino que ya ha llegado el tiempo de cambiar todo el sistema. Lo ocurrido en la Macarena y el espectáculo ofrecido en la Basílica al término del Cabildo de elecciones, debe servir como punta de lanza, como ariete para destruir esa naturaleza ruin y cainita de la que está compuesta la convivencia entre nosotros. Por ejemplo, intentando que no se vuelva a repetir. Si el Papa Francisco está tomando –si lo dejan- esas decisiones difíciles que van a cambiar la estructura secular de la Iglesia, los cofrades sevillanos no nos hemos enterado todavía de qué va la cosa, y seguimos con nuestro tema como si no fuera con nosotros. Aquí, el Arzobispo Asenjo no da pie con bola, sumido sin comerlo ni beberlo en un cosmos que ni entiende ni comparte y que, ante la tendencia eclesiástica de contener la proliferación desmedida del culto externo niega salidas procesionales a cofradías muchicentenarias y se enroca cuando es una macro la que decide echarse a la calle. Salir… depende de quién.

APRENDE UNO CADA VEZ QUE SE EQUIVOCA
                Convivimos con gente de la farándula que se conecta al mundo cofrade a través de la música. Asistimos a procesiones de gloria en las cuales acude más público a escuchar la banda que a contemplar la imagen de la Santísima Virgen, dedicarle una oración y santiguarse  a su paso. El cofrade admira por igual –o no- a una mala persona que levanta muchos kilos debajo de un paso que a un buen chaval que se viste de acólito en los cultos de su hermandad, comulga y colabora en la colecta. Nuestras imágenes pueden salir a la calle sin costaleros, ¡cómo que no! Lo que no pueden hacerlo es sin devoción, y eso es lo que  cada vez falta más en nuestro ámbito. Este –digamos colectivo- de capataces y costaleros se han convertido porque nosotros se lo hemos permitido, en la “gauche divine” de las Hermandades, mandan y ordenan y piensan que sin ellos esto se ha acabado. Los Diputados Mayores de Gobierno -para los que el Consejo, por la importancia que estos cargos ejercen en el ojo del huracán, debería impartir cursos prácticos-, ceden impunemente, sin pudor y sin recato, a las imposiciones de estos “salvadores” de la religión católica. Y se solapa, como todo. Jóvenes que se forman en las casas-hermandad y que conocen las partes de un palio, desde lo que es una macolla hasta el nombre de la varilla del centro de un pollero, pero que ignoran que es el amor a Dios el primer mandamiento de Cristo. Y se solapa. Cada vez me parece más adecuado “solapar”. No puedo seguir citando ejemplos de esta sinrazón nuestra porque necesitaría algunas páginas y esta entrada se haría pesada e interminable. Pero deberíamos aprender de nuestros errores, y edificar sobre ellos. Y si no, analicemos detenidamente lo sucedido estos días.

ASI ES COMO SOMOS
                En este ambiente cofrade, donde todo se solapa, ha sucedido algo, que por sus características sociales y contenciosas, ni la Hermandad de la Macarena ni sus hermanos han podido sujetar. El contenido de esa olla a presión era tan excesivo por su importancia que nada ha podido impedir que llegara a todos, y por tanto, a través de los medios, a nuestros detractores. No importa que haya sucedido en esta Hermandad; podría haber pasado en cualquiera. Lo que esa olla a presión contenía es el peso de la realidad cruel y despiadada, que nos ha ofrecido un magnifico espejo donde mirarnos. Penoso cuadro, por el marco donde se produce, donde por una vez y sin que sirva de precedente, las pasiones humanas y las inquinas desatadas se han impuesto a los solapamientos a los que estamos acostumbrados. ¿Suerte? Tal vez sirva, como digo, para algo. Enfrentamiento entre hermanos. Una lanzada directa al corazón de la doctrina cristiana. Ella, vestida de negro, lloraba.

José Luis Tirado Fernández

                

sábado, 9 de noviembre de 2013

PRESENTACIÓN DEL LIBRO “CONDICIÓN DEL EXTRAÑO” DE EFI CUBERO




                Jesús Moreno Sanz, con verbo fluido y edificante, presentó el acto, el libro y dio paso a su autora, que leyó algunos de los poemas del mismo, agradeciendo la asistencia a todos los que allí concurrimos y abriendo su corazón a cada salto de página. Yo adivinaba su voz, como si de unos mensajes de correo electrónico pudiera escaparse el tono exacto y acomodarse al fundirse con mi oído como cosa cotidiana, como algo familiar.  
                Me invitó, y… claro, Clara, ¿Cómo no? Siempre. Tú me llamas y yo acudo. Aquel santuario de papel cuyos retablos son monitores en color y sus santos carteles con caras de poetas, parecía acogernos amablemente en aquel medio, luminoso, colorido, de una agitación calurosa y sugestiva, cuyos oficiantes no invocan a Dios, sino a la palabra. ¡Y qué palabras tiene el libro! Uno cortito, quizá el que más, un GRAFFITTI de cuatro versos:

Me fascina su gesto en rebeldía.
  Revela sin dudarlo
       la búsqueda implacable
                  de ese instante fugaz donde perpetuarse.

                Fue una buena ocasión para el encuentro de unos amigos que lo son porque se conocieron a través del blog de Antonio García Barbeito y comprobar, de paso, que lo que Barbeito ha unido no lo separa el tiempo.
                Fue el poeta y escritor el que protagonizó la anécdota, ya que al llegar, nos saludó cariñosamente en la entrada y después se disculpó informándonos de que tenía que marcharse a la presentación del libro de Efi Cubero. Como si nosotros estuviéramos allí buscando espárragos. Lapsus mentis.
                A la salida, no nos invadió un aire de soleá, ni siquiera una triste falseta de un flamenco callejero que colocara su mosaico de fondo a esa tarde de “jondura” y sensaciones. No. Sin embargo, nos llegó la dulce melodía de Nueva Orleáns en el saxo prodigioso de un hombre al que robé esta foto, cuando estaba recogiendo para marcharse. Lo siento.


                Condición del extraño. Me dedicó el libro sin obviar en la firma mi naturaleza trianera y prometiéndome que de Triana, ya hablaremos. ¿Cuál será la diferencia entre decir “una poeta amiga” y “una amiga poeta”? Me alegra haber coincidido en el tiempo/espacio con esta mujer y tener la oportunidad de conocerla. A ella y sus versos.


José Luis Tirado Fernández

miércoles, 30 de octubre de 2013

RADIO GIRALDA, TRIANA Y LAS SEVILLANAS

                Fui invitado por mi amigo Antonio Martín, junto a Ángel Vela, para hablar en Radio Giralda sobre Triana y las sevillanas. Un ratito inolvidable que le agradezco a ambos.

Triana y las Sevillanas.- Antonio Martín junto a Angel Vela y Jose Luis Tirado repasan la historia del famoso arrabal y las sevillanas más conocidas dedicadas al barrio trianero.


José Luis Tirado Fernández

domingo, 27 de octubre de 2013

SOLEARES DE TRES VERSOS




Aire

Mujer es la soleá;
igual la canta un poeta
que la maltrata un gañán.

Columna del cante grande: 
lo que cantaba Tomás,
eso no lo canta nadie.

Una prima y un bordón
junto a cuatro compañeras
con nombre de alineación.

***
Solera

Búscala por donde quieras;
si no vienes a Triana,
te falta la sementera.

Le pediste pasaporte,
se te rebeló la Cava
y te negaron el norte.

***

Mujer

Mirada clara y serena,
pestañas con veinte abriles,
abanico de mis penas.

Tatuaje de dragón,
blonda de tinta que adorna
tu piel de melocotón.

Vive la luz en tu acera,
la noche vive en tus ojos
y yo no vivo siquiera.

Momentos ando buscando
chiquilla, para robarte
besitos de contrabando.

***

Vida

Los años… que no perdonan,
no es el tiempo, sino el mundo
el que cambia a las personas.

Te quedas en los umbrales,
no preguntes por el precio,
pregunta por lo que vale.

Edad de los cigarrillos,
cuánto tiempo sin usar
una caja de cerillos

***

Fuente

Venían los gitanitos
con canastos, por mi calle,
pregonando en sus borricos.

El cante se alimentaba
de los golpes de martillo,
de las chispas de la fragua.

Dame media botellita
que ya va estar mi compadre
partiéndose la camisa.


José Luis Tirado Fernández

sábado, 12 de octubre de 2013

OIDO EN LA BARRA DEL BAR IV

… voy entendiendo lo que es la globalización, amigo. Un buen ejemplo es que yo reciba visita de unos amigos de Asturias y les prepare una comida especial, y que cuando se sienten a la mesa reconozcan el salmón, los langostinos y el jamón de mercadona que ellos suelen comer en su tierra…
***
…pues sí, el colegio de mi hijo es de los más antiguos de Sevilla, se llama Calvo Sotelo… ¿Y no se ha enterado Rodrigo Torrijos? No sé, estaría comiendo gambas…
***
...me he dado cuenta de lo mala persona que eres, y hace tiempo que quería decírtelo, eres un sinvergüenza y un maleducado, un canalla, un Júa… y entonces me di cuenta que tenia puesto el sonotone…
***
…no sé si cuando yo me jubile quedará dinero para mi pensión, desde luego los que tenemos cincuenta lo llevamos crudo y los que tienen ahora treinta que se vayan olvidando. Qué te parecería llegar a la ventanilla y decir: mire usted, tengo cuarenta años cotizados, tengo la edad reglamentaria y soy español. Y que quien te atiende te conteste: Caballero, ¿España? España ya no existe…
***
…Rajoy no puede decir la verdad, si la soltara se quedaría sin ella…
***

…una boda y un divorcio tienen mucha relación, pare. En una boda todo es arroz; en un divorcio, todo es pa´ella…

EL PELE EN LA SALA TURINA

                En este blog no cabe la crítica. Si El Pele lo hubiera hecho mal, yo no estaría escribiendo estas líneas, que son sólo de alabanza. ¿Estamos? Vámonos.


                Manuel es un caracolero confeso. Comenzó con unos aires inspirados en su modelo. Preguntaba por Salomé, quería saber si al final había llegado; ignoro si se presentó al final, pero no pude ver a la nieta de Caracol y Arturo. Se hubiera elevado en el aire, seguro, cuando iba marcando, en una genial interpretación, minúsculas fracciones de tono como sólo las daba el de la Alameda.
                Este tío está acabando con conceptos que hemos heredado y con formas que hemos recibido, algunas sagradas, digo que las está mejorando y ensalzando, porque las siguiriyas que le escuché y que pude cazar con mi grabadora, fueron un compendio de cante grande e irrepetible, pero a la vez, muy personal, que regenera cosas que los flamencos tenemos demasiado establecidas. Tuvo un momento de algidez que el público agradeció, por Cagancho, esa difícil montaña que, a pesar de su dificultad, escala. Esos tercios que parecen caerse pero que Manuel rescata y vuelve a subir y que se empeñan en volver a hundirse y que él vuelve a rescatar, hasta confluir en un hermoso monumento sonoro a la Cava.

Mis fotos son muy malas, esto es un ejemplo

                Me niego a creer la edad que tiene el Güito. Hizo una exhibición de compás y de unas facultades que para un hombre con esos años parecen fuera del alcance físico. El Pele ya había declarado el privilegio de tener su colaboración en su recital, pero su baile nos transportó más allá de la sala Turina, a las tarimas del paraíso.
                Volvió Manuel con una soleá por bulería, acaracolando de nuevo las formas y reivindicando estilo, de manera que pudimos apreciar el techo de este gitano cordobés que no cree en los duendes, sino en  los estados de ánimos. Ayer por lo visto y oído, lo tenía en condiciones óptimas.
                Tras unas malagueñas de ensueño, entró al fin por soleá, empezando de una manera lánguida y desvanecida a bordar letras geniales  y ocurrentes como
Se acostumbra el gorrión
al ruido de los coches
y no me acostumbro yo.
para seguir destilando Alcalá, por derecho y en alto, como un águila constructora enseñoreada de los cielos de Sevilla, cantaba
Desperté y la vi,
como estaba soñando conmigo
la dejé dormir
el público se enfervorizó entonces, y El Pele parecía crecerse con el aliento de gente tan docta en flamenquerías. Anteriormente, había establecido un diálogo con un aficionado trianero que estaba sentado en los asientos de atrás del patio. Este le agradecía su buen hacer: “Así hay que cantar aquí, por derecho, como lo has hecho tú”. Manuel respondía: “cantar aquí es como torear en la Maestranza, me siento un  Curro Romero un Domingo de Resurrección”.
                La cosa parecía terminar por alegrías, que comenzó recitando:
Mi abuelo tuvo una barca
de madera de ciruelo
la soltamos en la playa,
donde se divisa el cielo…
se metió, cómo no por tierras cordobesas, pregúntale al platero, abandonando el micrófono y lanzándonos la potencia de su voz, como nunca, fresca, sana, impagable, pero cuando había recibido el aplauso final, y por sorpresa, volvió a colocarse en el centro del proscenio y nos regaló unas tonás afinadas como sólo puede hacerlas El Pele.
Así cantó El Pele por toná

                Yo no entiendo de astros, ni de su influencia sobre las capacidades humanas, pero el ensueño que viví esta noche estaba concebido por algo sobrenatural.  Tampoco sé de espíritus,  pero algo flotaba en el ambiente. Demasiado para aquel que no cree en los duendes.
Buen final para una noche grande


José Luis Tirado Fernández

                

lunes, 30 de septiembre de 2013

LATIDO DE SIGUIRIYA

Marca el luto su rejón ensangrentado
como vértice de daga rompedora
y al viento su mantón de hilo dorado,
impone su pasión la bailaora.

¿Por qué si no es dolor su orgullo llora
tiñendo el tablazón de colorado?
¿Por qué estalla la luz inspiradora
allí donde el tacón ha señalado?

Locura y alboroto del hastío,
golpe del corazón, voz sin solfeo,
centro del universo, poderío
que vuelve realidad cualquier deseo.
Ni el trueno más terrible, ni su brío,
podrán callar jamás su taconeo.

José Luis Tirado Fernández


sábado, 21 de septiembre de 2013

¿SABIA SILVERIO FRANCONETTI TOCAR LA GUITARRA?




El gran Silverio, de apellido Franconetti Aguilar (Sevilla, 6/10/1823 - 30/5/1889), patriarca indiscutible de los primeros balbuceos del cante fue hijo de italiano y andaluza, y testigo de una época en la que los artífices del cante no ejercían generalmente como profesionales hasta que, a su vuelta de unos años por América del Sur, abre en Sevilla un café cantante donde él mismo interpretará los primeros cantos flamencos propiamente dichos, advirtiendo el enorme interés que despierta entre el público.  (De la página web de la a la zeta)



                 Silverio nos mira desde esta foto -¿gelatinohaluro?- con aires de suficiencia. ¿Será verdad que su voz era capaz de destemplar a otros cantaores, como afirmaba Maria Borrico? O, puestos a elucubrar, ¿fue capaz de mejorar los cantes del Fillo o les quitó la enjundia? ¿Son de verdad suyas las cabales? ¿Cuánto llegó a pesar? ¿Es cierto que tuvieron que llamar a una empresa de transportes de pianos para llevar su féretro?
                Como resulta que me gustaría saber las respuestas a todas estas preguntas y también el número del cupón que va a salir mañana, sólo se me ocurre plantear otra, muy curiosa. ¿Sabía Silverio tocar la guitarra?
                 El caso es que algunos estudiosos, a través de argumentos testimoniales, han llegado a averiguar que Silverio se acompañaba, incluso cuando cantaba, en ocasiones, con la guitarra. Un análisis más técnico que el que yo pueda aportar, a la vista de esta foto, podría sacar algunas conclusiones más precisas que las mías. A mí me parece que…

-La mano derecha nos delata que -a no ser que en ese momento estuviera realizando un rasgueo continuo, cosa que dudo porque en esa época la velocidad de obturación era tan lenta que la mano hubiera salido disipada, y en este caso, aparece con sus contornos nítidos-, Silverio está posando, simplemente. Además, parece estar sosteniendo el peso de la guitarra por las cuerdas, ya que no se aprecia si la tiene apoyada en la pierna. Creo que no. El peso de la guitarra gravita sobre esos dedos y el pulgar izquierdo, es impracticable poder mover las manos adecuadamente.

-En la mano izquierda no nos aparece pisando ninguna nota coherente, sino algo que podría asemejarse a un RE si tuviera bien apoyado el índice en cejilla sobre el quinto traste, teniendo, además el pulgar, demasiado abierto, con lo que la presión de los dedos sobre las cuerdas es prácticamente nula.

-Pero ¿posaría un guitarrista medianamente aventajado en esa postura? La manera de colocar el brazo derecho sobre la caja no es desde luego de tocaor.

Para ampliar la teoría, tomamos este montaje, procedente de un web moronense “Morón de la Frontera, historia, flamenco, deportes”, donde aparece Silverio junto a Juan Breva, ambos con guitarra:


                Juan Breva sí sabía tocar la guitarra. Cualquier guitarrista que se haga una foto de pose, es decir, cuando no toca, inconscientemente adopta con la mano izquierda una nota de las más usuales. En este caso, Juan está pisando un Do.

                Guitarristas consultados, profesionales incluidos, me dicen que sobre la boca (nombre del agujero de la caja de resonancia por donde sale el sonido), hay multitud de acepciones, siendo “boca” la más utilizada. Pero hay guitarristas románticos y muy flamencos que le dicen –qué bonito tratamiento- EL OJO DE POLIFEMO, en referencia al poema de Lorca.

En la redonda
encrucijada,
seis doncellas
bailan.
Tres de carne
y tres de plata.
Los sueños de ayer las buscan,
pero las tiene abrazadas
un Polifemo de oro.
Federico García Lorca (1898 – 1936), Poema del cante jondo


José Luis Tirado Fernández

miércoles, 11 de septiembre de 2013

OIDO EN LA BARRA DEL BAR III



…me toca una primitiva, la mitad para ti, y la mitad para mí. Además, le dije que la llamaría todos los días para ver como estaba. Pero hasta la otra mitad soy capaz de darle si se va de España…
***
…eso lo aprendí yo de pequeño, me lo ha demostrado la experiencia. Un hombre sin dinero, es un bulto sospechoso…
***
…que tienes la cara de un canasto de caña…
***
…he pitado en muchos pueblos, pero recuerdo especialmente uno en el que salí al terreno de juego y vi que todos los presentes portaban una escopeta. Entonces, mandé llamar al presidente local. Me explicó que los goles de su equipo los celebraban disparando al aire. Entonces, le pregunté… -¿y qué pasa cuando marcan los visitantes? –Ese caso no se ha dado nunca…
***
…menos mal que en medio del naufragio el capitán puso templanza. Nos enseñó la carta de navegación y señalando un punto, fríamente y sin dudarlo, nos dijo: “Si es una isla estamos salvados, pero si es la cagá de una mosca…
***
…la situación económica es de tal gravedad, que hoy, es rico aquel que no debe nada…
***
…he visto a Manolo Brenes en el autobús. Está bastante bien. He hablado un rato con él, me dijo una frase… El flamenco va a morir en España y va a renacer en Japón…
***
…qué delgadito te veo, Joaquín… na más tienes pellejo y huevos, como los monos en invierno…


José Luis Tirado Fernández

martes, 10 de septiembre de 2013

TERMAS DE CARACALLA



Leves notas dan los pájaros,
sutil  la brisa,
claros azules, ligeros grises, cielo.
Aquí, donde todo es blando y dulce,
¡qué fácil traicionar a la memoria!
Un disparate:
conceder este gozo a la cultura.


José Luis Tirado Fernández

lunes, 9 de septiembre de 2013

TOMÁS DE PERRATE, LA NEGACIÓN DE LO COTIDIANO


            El peligro de mezclar las alubias de dos cosechas distintas es que, cuando están cocidas, unas salen duras y otras tiernas. Me lo dijo mi abuela, cuando entre otras faenas domésticas me enseñaba a espulgar lentejas, deshilar las vainas de las habichuelas o machacar almendras crudas para espesar los guisos. Las personas, como entes pensantes individuales, aplican distintos y variados puntos de vista sobre los quehaceres a realizar y sobre cómo los realizan otros, y de ellas me enseñó mi abuela que cada una tiene una leche. El flamenco es una de esas labores y pocas veces abandona su entorno lógico en las que salga bien parado. En una anterior entrada de este blog pudimos deleitarnos con el piano de Pedro Ricardo Miño acompañado por una hija de Shankar, que tocaba el sitar a compás de bulería como si hubiera nacido en el monte Pirolo, cuando en realidad es londinense. Con tanta basura que pasa por nuestras tragaderas adobadas con el distintivo “fusión”, es de agradecer que de vez en cuando nos podamos permitir alguna astillita.
            En esta ocasión, y  para desmentir la regla, traemos esa excepción oportuna y brillante, como es en este caso una que combina dos bellezas: la salvaje de hembra gitana de Alba Molina, con la de la voz profunda y arcaica, que parece brotar de un disco de pizarra, pero con la calidad que la técnica actual nos proporciona. Dos bellezas.





José Luis Tirado Fernández