El flamenco es un arte y pertenece a los artistas. Lo demás, es un exudado de su propia condición.

martes, 27 de marzo de 2012

YO SOY EL DEL SONETO

Yo soy el del soneto

        Se lo escribí primero y lo colgué en el blog de Antonio García Barbeito, que tiene una gran difusión. Quería, en mi  sana intención de que toda la gente les comprenda y les apoye, dar a conocer cómo es el mundo de los enfermos mentales y su realidad. No sé cuanta gente lo leyó ni en cuantos corazones caló aquel mensaje, en el que describía la bondad y el carácter bonachón y amable de este majara, como yo, cariñosamente, y sin ningún ánimo peyorativo, le llamo; él me lo dice a mí también. No sé quién de los dos está peor.
        Hace poco, y con motivo de la Exaltación de la Semana Santa que hice para el Distrito Macarena, lo incluí dentro de los textos y también incluí unas palabras sobre estas personas necesitadas de cariño y comprensión que conviven con nosotros y que a veces pasan malos ratos por el trato que algunos descerebrados -de verdad- les prodigan. El estaba en el teatro y pudo escuchar su nombre, las alabanzas a él dedicadas y su soneto, que era este:

LOCO

Si no fuera por ti, noble demente
la suerte de otro modo buscaría.
Tu sello  vagabundo y tu alegría
cambiaron muchas cosas en mi mente.
Viniste en el momento pertinente
esa tarde que yo nunca olvidaría,
luciendo en insolente algarabía,
Manolo, tu desprecio del presente.
Ese loco que siempre me acompaña
no quiere hacerte hueco, más tampoco
rechaza tu grandeza por extraña.
Hoy, puestos a pedir, pediré poco,
-mi  corazón, majara, no te  engaña-
que fueran como tú todos los locos.

        Acabado el acto, me abrazó, me besó y me agradeció haberme acordado de él. Cuando ya todo el público se marchaba, coincidió con mi vecina Concha en el recibidor. La saludó y le dijo: Yo soy el del soneto.

Os recomiendo la página de mis amigos:



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada